El circo de invierno del Ateneu celebra los 20 años con el surrealista espectáculo Garbuix (hasta el 10 de enero)

El circo de invierno del Ateneu celebra los 20 años con el surrealista espectáculo Garbuix (hasta el 10 de enero)

Los espectáculos del Circ d’Hivern del Ateneu Popular de 9Barris (Barcelona) tienen a veces un halo de sana locura. Oniricus (2008) con su máquina de soñar o Maravillas (2011) con una familia delirante son ejemplos de este circo roto y abigarrado con el que a veces nos sorprende la gente del Ateneu, a la cual hay que felicitar fervorosamente por haber llegado al 20º Circ d’Hivern. 

Por primera vez, la dirección del espectáculo ha sido bicéfala. Guillem Albà, en otra de sus interesantes incursiones en el mundo del circo —MarabuntaRhum— y Alberto Feliciate, profesor de acrobacia de la escuela Rogelio Rivel, han dirigido un espectáculo de tonos surrealistas, un embrollo (garbuix en catalán), como dice el título, que tiene un inicio trepidante, con cambios de imágenes que parecen una película y recuerdan los primeros espectáculos del Cirque du Soleil (La magie continue). 

El espectáculo es una secuencia de imágenes intencionadamente inconexas, muchas de ellas surrealistas, de una imaginación vertiginosa y llenas de contrastes locos e íntimos, todo muy made in Albà. Entre los momentos más delicados de la función destaca el número con un delgaducho títere excelentemente movido por las artistas. Y entre los momentos más rotos están los protagonizados por Jessica Martín en el rol de payasa.

Los directores no se han limitado a copiar y pegar los números de cada una de ellas sino que le han dado la vuelta al calcetín con un resultado sorprendente. Serena Vione y Lola Ruiz exhiben un precioso número de mástil chino, basado en un juego de espejos, que casa a la perfección con la música de Clara Peya, la misma que hizo los acordes del espectáculo Rudo y que decora brillantemente otros momentos del espectáculo, como el número de trapecio fijo de Lola Ruiz. Además del trapecio fijo, Ruiz hace también trapecio balance —en el que la red son los cojines de la escenografía—. También hay verticales (Juana Beltran), bicicleta acrobática (Jessica Arpin), y payasa (Jessica Martín). El espectáculo se podrá ver hasta el 10 de enero.

(El artículo completo se publicará próximamente en el número 47, correspondiente a invierno, de la revista Zirkólika).

 

 

IDEAS · CIRCOTECA

Descubre más en

Zirkólika

La cultura circense para los zirkólikos culturales.
Las artes circenses en su máxima expresión: impreso y online, para leer, ver, escuchar, experimentar y comprar.
^
[fts_instagram instagram_id=17841400306491738 access_token=IGQVJYeXIyVnpvM0o2T2RZAaUNRbEhVUUpJcnB5UFJfSUFmb2p0c3ZAFXzZASZATVmcWZA5QWo0Y2hNOTh0NXhnM2YyWDR0MEpaTHRUTDd6N3BUQkNoUkxkUFktUkp6bVA2X0gyUDA5NWRB pics_count=6 type=basic width=100% super_gallery=yes columns=6 force_columns=no space_between_photos=0 icon_size=65px hide_date_likes_comments=yes]