El resurgimiento de las “Indian Clubs”

El resurgimiento de las “Indian Clubs”

El mundo del circo no es ajeno a las modas, pero mas allá de la aparición de nuevos conceptos recientes como la rueda Cyr, en nuestro sector predomina la recuperación de técnicas olvidadas

Hace quince años era difícil encontrar números de suspensión capilar, equilibrios sobre botellas o incluso de lanzamiento de cuchillos dentro del circo contemporáneo. Hoy en día, esas históricas disciplinas están de ferviente actualidad.

El mundo de los malabares ha vivido también estas modas y actualmente estamos asistiendo a la recuperación del origen de los malabares con mazas como método de entrenamiento y fortalecimiento muscular. Estamos hablando de las mazas indias.

Las mazas indias, como su nombre indica, deben su popularidad a la India, donde la tradición oral afirma que han sido utilizadas durante miles de años, aunque muchos historiadores señalan su origen en Persia. En cualquier caso, su utilización puede comprobarse en restos arqueológicos indios y textos sagrados como el Mahabarata. 

En un principio se utilizaban como arma, pero en siglo XIII los textos indios indican que comenzó a utilizarse como método de fortalecimiento muscular.

En el siglo XVII los ingleses comenzaron a colonizar la india y adoptaron estos entrenamientos para sus tropas. En el siglo XIX los ingleses ya practicaban de manera cotidiana el entrenamiento con las mazas indias en el ejército y en 1830 se volvió un entrenamiento popular en la vida cotidiana inglesa y americana.

Valga como curiosidad que los ingleses introdujeron estas mazas en la península ibérica presentándolos como juegos tradicionales de la Costa Malabar, en la India. De ahí que en español y portugués utilicemos la palabra “malabarismo” en lugar de “juglaría”, que sería el equivalente a “juggling”, en inglés, o “jonglerie”, en francés. 

En el siglo XIX eran mazas grandes y pesadas de madera, pero pronto los europeos comenzaron a utilizar modelos más ligeros que podían utilizarse de maneras más creativas y empezaron a llamarlas “swinging clubs”, es decir, mazas de balanceo. De ahí a comenzar a lanzarlas, sólo había un pequeño paso. 

En el siglo XX cayeron en el olvido como método de entrenamiento con la llegada de nuevos equipos de gimnasio y su utilización fue poco a poco reduciéndose al mundo del circo y los números de malabares con mazas. El plástico sustituyó a la madera y los malabaristas desarrollaron todas las posibilidades del objeto.

Sin embargo, en los últimos años y tal vez gracias a la ola de fitness que ha provocado youtube, podemos encontrar de nuevo las mazas indias en los gimnasios, con cientos de monitores musculosos que te enseñan cómo utilizarlas. 

El resurgimiento de las Indian Clubs es un testimonio de cómo las prácticas de entrenamiento antiguas pueden mantener su relevancia en la era moderna. Es también interesante descubrir la historia de un objeto y cómo sus diferentes usos tienen mayor o menor protagonismo a lo largo de la historia: de arma de guerra a método de entrenamiento para convertirse después en un objeto circense y terminar volviendo a existir como sistema de entrenamiento. 

Descubre más en

Zirkólika

La cultura circense para los zirkólikos culturales.
Las artes circenses en su máxima expresión: impreso y online, para leer, ver, escuchar, experimentar y comprar.

Destacamos

Esta entidad ha recibido una ayuda a la edición del Ministerio de Cultura

^