Gran Fele, en memoria de un restaurador del circo


Gran Fele, en memoria de un restaurador del circo

Gran Fele, en memoria de un restaurador del circo

Rafael Pla Albiach (Valencia, 1956), más conocido como El Gran Fele, falleció de manera repentina con 63 años de edad el pasado 13 de octubre, después de unos días ingresado en el hospital La Fe de Valencia a causa de una embolia que no pudo superar. En el momento de su muerte, la compañía tenía una agenda llena de actua­ciones. En una nota publicada en su web, la misma compañía aseguraba la continuidad del proyecto: “El Gran Fele ha marchado al cielo a hacer una actuación y tardará en vol­ver. Nosotros seguiremos adelante”.

Referente del circo teatralizado, Pla fue un pionero en romper los esquemas del circo tra­dicional y homenajear el circo de finales del si­glo XIX y principios del XX, a través de un len­guaje de fusión de las artes escénicas. Pla también ha destacado por su trayectoria creativa, la tarea de recuperación y restaura­ción del circo, por la formación de jóvenes ar­tistas a través de una escuela y la divulgación del circo. Entre los tesoros que conservó como coleccionista, hay instrumentos musicales de los Padi y muchos otros payasos, un sombre­ro del payaso Tony Díaz y uno de los cañones de luz con carbón que había iluminado la pista del mítico Circo Atlas. También conservó mu­chas fotocopias en color de carteles de circo del siglo XIX.

En sus inicios, Rafael Pla formó parte de los Hermanos Pla, payasos e hijos del ventrí­locuo Rafael Pla Soler ‘Gran Fele’. Galardona­do con el Premio Nacional de Circo en 2008, Pla dirigía el Circo Gran Fele, la compañía va­lenciana que fundó en 1993 y que fusionaba el teatro, la danza y las diferentes disciplinas circenses. Poco después de la fundación de Circo Gran Fele, en 1996 estrenó Drub, la his­toria de un pirata de Barbarroja que viajaba por las costas de Cullera y Oliva. Fue uno de los primeros espectáculos con título. Entre sus montajes posteriores destacan A (2008), Samsara (2007), Éione (2006), Xaloc (2005), Hierofantes (2004) y El Sabidor (2001), entre otros. Actualmente, la compañía estaba rea­lizando funciones de Orient Express y Pla y Pla.

En una entrevista publicada en 2008 en la revista InfoCirco, Pla se definía como autor, di­rector, productor, autodidacta, actor y paya­so. También explicó sus inicios: “Cuando em­pecé en el mundo del circo cogía a menudo la moto e iba a buscar furgonetas y caravanas por los solares de Mislata. Siempre encontra­ba gente de circo, como los Segura o los Alcá­raz”. La decisión de crear el Circo Gran Fele la tomó después de volver de un viaje por Euro­pa. Se dio cuenta de que después de ver los circos Knie, Monti, Roncalli o Flic-Flac, el circo que se hacía en España era muy “ruin”. “Mon­tamos el circo por desesperación, porque no encontraba circos que me gustaran”, explicó en una entrevista. A pesar de ser crítico pú­blicamente con el circo tradicional y en espe­cial con los números de animales, Pla asistía a menudo a sus funciones y organizó debates y tertulias para establecer puentes con com­pañías ambulantes y familiares. Conocía muy bien la psicología humana y empresarial de estos circos.

Entre las reacciones a su muerte está la de Miquel Alberola, que en un artículo en el dia­rio El País dejó escrito: “Rafael Pla fue siempre un payaso que ya no necesitaba disfrazarse: la expresión de su figura voluminosa, osci­lante y con el apoyo de un bastón transmi­tía todo el misterio y la magia”. Para Alberola, Pla fue un “activista de la ilusión y la sonrisa como payaso y como empresario de un pro­yecto circense muy literario que profundiza­ba en la expresividad y la fantasía”.

El Circo Gran Fele ha participado en nume­rosos festivales como el Festival de Circo de Brasil, el de Hämeelina (Finlandia), el de Cir­co de Lisboa, el de las Tres Culturas de México y el Festival de Otoño de Madrid. En 2007, lle­vó su espectáculo a los campamentos de re­fugiados saharauis de Tinduf y recientemente ha realizado una gira por Cuba. La compa­ñía ha recibido el apoyo del Programa Calei­doscopio de la Unión Europea como proyecto cultural de gran interés, y el Premio Max Es­pecial Circo (2002).

La prematura muerte de Rafael Pla sig­nifica una importante pérdida para el cir­co. Esta revista expresa el pésame a toda la compañía, amigos, familia y en especial a Ana, que estuvo acompañando a Rafael Pla en la sombra en todo el proyecto del Circo Gran Fele. 

(Artículo publicado en el número 66 de la revista Zirkólika)

Puedes suscribirte a la revista aquí.

 




IDEAS · CIRCOTECA

Descubre más en

Zirkólika

La cultura circense para los zirkólikos culturales.
Las artes circenses en su máxima expresión: impreso y online, para leer, ver, escuchar, experimentar y comprar.

Destacamos


^

Suscríbete a nuestro boletín

Únete a nuestro boletín semanal y no te pierdas los nuevos artículos y promociones