Jordi Gaspar afronta la dirección del Trapezi con una apuesta por el circo catalán

Jordi Gaspar afronta la dirección del Trapezi con una apuesta por el circo catalán

Afirma que la programación de este año contará con menos compañías pero ‘mantendrá’ las líneas de calidad. Más de tres meses después de su nombramiento oficial, Jordi Gaspar se ha presentado públicamente este jueves como director del Festival de Circo de Cataluña, Trapezi, con el objetivo de apostar por las producciones catalanas, mantener “la calidad alcanzada durante estos años “y apostar por nuevas corrientes estéticas y espectáculos que fusionen otras artes estéticas con el circo.

Gaspar deberá afrontar su debut al frente del Trapezi con un recorte del 21% en el presupuesto y un calendario de organización bastante apretado – hasta enero no había nada cerrado. Por ello, tanto él como el director del CAER, Ferran Madico, han calificado esta edición “como de transición” y han reconocido que habrá menos compañías y espectáculos, aunque “se mantendrá la línea de calidad”.

La programación no se presentará hasta este lunes.

Jordi Gaspar se ha encontrado con dos “asignaturas” pendientes. Por un lado, ligar el cambio de dirección del Trapezi y, por otro, adaptarse a la coyuntura económica general que afecta a las aportaciones del Consorci del Teatro Fortuny, formado por la Generalitat, el Ayuntamiento y la Diputación de Tarragona. Ante este hecho y del poco tiempo tenido para organizarlo, Gaspar se plantea un Trapezi 2012 de “transición”, que, eso sí, “mantendrá la calidad alcanzada”. Madico ha detallado que el presupuesto para este año baja un 21% respecto al 2011, los 385.000 a los 301.000 euros, aunque este recorte es menor, del 14%, si se añaden las dos obras que el consorci produce y estrena dentro de Trapezi. Estas cuestan 15.000 euros cada una.

Con el objetivo de desarrollar completamente su proyecto en 2013, Gaspar ha fijado cuatro líneas básicas de actuación. La primera es la apuesta por producciones que hagan convivir el circo con otras artes escénicas, como los títeres, la danza o las artes plásticas, mientras que la segunda pretende impulsar nuevas corrientes estéticas que supongan una innovación en el mercado. La tercera gran pata es la consecución de una “calidad artística que responda a la proximidad que supone el circo para el público”, para consolidarlo como un arte escénico más. Y la última, se centra en la apuesta por las compañías catalanas, que cada vez “tienen más relevancia dentro del ámbito internacional”.

Novedades de la programación de este año

Aunque la programación del Trapezi 2012 no se presentará hasta este lunes, Gaspar y Madico ya han adelantado algunos ítems, como que habrá un número menor de compañías y espectáculos-algunos tendrán más representaciones-, que Cal Massó y Mas Iglésias desaparecerán como a espacios del festival y que se apuesta por un equilibrio entre circo más clásico, familiar e innovador. Además, ambos valoran la posibilidad de obtener un retorno económico a través de la venta, por un precio de 50 céntimos, del programa de mano del Trapezi. “Si es gratuito, la gente no le da valor y, a veces, toman muchos y los acaban tirando al suelo”, afirmó Gaspar, quien considera que este precio sería simbólico.

El objetivo de la dirección del Trapezi es mantener el número de público de la edición anterior, cuando pasaron por Reus unas cien mil personas. Eso sí, “no queremos que haya una masificación”, puntualizó Madico, quien considera que lo importante es fidelizar al público existente y darle un producto variado y de calidad. Por otra parte, Madico ha descartado la posibilidad de realizar otro estudio de impacto económico sobre Trapezi, ante su elevado coste y resaltó que el festival transmite valores culturales y sociales más importantes que el beneficio exclusivamente comercial. De ahí que el contenido del estudio existente no se haya tenido en cuenta para la programación de este año.

El cartel de Trapezi 2012

Este jueves, también se ha presentado el cartel del Trapecio 2012, realizado por el estudio reusense Voler Volar. El elemento central es el elefante, convertido ya en símbolo del festival y que representa la “voluntad de continuidad”, manifestó Madico. Su diseñadora, Adela Beltrán, ha resaltado el paraguas como elemento que “condensa la magia del circo” y ha hablado de un dibujo alegre y una tipografía “redondeada y de diversos estilos”. El objetivo ha sido darle un toque “dulce”, concluyó.

Reproducción del artículo original escrito en catalán y publicado en la web Reus Digital: http://www.reusdigital.cat/
Autor:Enrique Canovaca
Fecha publicación: 26 de abril de 2012

IDEAS · CIRCOTECA

Descubre más en

Zirkólika

La cultura circense para los zirkólikos culturales.
Las artes circenses en su máxima expresión: impreso y online, para leer, ver, escuchar, experimentar y comprar.

Destacamos

Esta entidad ha recibido una ayuda a la edición del Ministerio de Cultura

^