Danny Ronaldo: «Soñar sin pretender que no haya malas noticias»

Danny Ronaldo: «Soñar sin pretender que no haya malas noticias»
Danny Ronaldo en la Plaça de Margarida Xirgu

Danny Ronaldo recibió el Premio Ciutat de Barcelona por el espectáculo Fidelis Fortibus que representó en el marco del Grec Festival en 2017. Anteriormente, con su hermano David, trajeron al Grec 2005 La Cucina dell’Arte, uno de los espectáculos más celebrados de la compañía. En esta ocasión, vuelve al Grec con el espectáculo Sono io? que podrá verse hoy y mañana en la sala Ovidi Montllor del Mercat de les Flors. Esta vez compartirá escenario con su hijo, Pepjin Ronaldo, con el que tenderá puentes intergeneracionales para mostrar al público su amor por los juegos, la música y el circo.

Un día antes del estreno en el Estado español del espectáculo Sono io? reflexiona sobre el  universo clownesco y el mundo en general. 

¿Recuerdas cuándo fue la primera vez que quisiste ser un payaso?

No recuerdo la edad con exactitud, pero no tenía más de cinco años. Vi a mis padres trabajar en diferentes circos y los instrumentos con los que trabajaban. Estaba atraído por lo que sucedía con el público durante el espectáculo, lo que hacía posible las emociones de la gente en los teatros y bajo las carpas. Creo que este amor que recibí y pude sentir de niño durante el espectáculo me hizo querer ser creador en el futuro. 

¿Qué significa ser un payaso?

El payaso es… Cuando me hice mayor me di cuenta de que ya no encuentro palabras para describirlo. Es como un contraste. Diariamente recibimos muchas malas noticias sobre guerras, peleas y conflictos. Yo quiero estar en la parte contraria de todo esto: ser como un contraluz. Soñar sin pretender que no haya malas noticias. Hay que darle una vuelta a las cosas terribles que suceden en el mundo y transformarlas en algo divertido… Hacer reír a la gente y hacerla feliz con la realidad de la vida, sin escapar de ella. Al fin y al cabo todo lo que hacemos es muy gracioso. Si hubiera una especie de otra vida después de esta dónde nos mostraran todas las cosas que pasan en el mundo, creo que lograríamos reirnos de las cosas más terribles. Es ridículo ver cómo la gente se pelea y protagoniza guerras luchando por las mismas cosas de siempre. Es terrible pero al mismo tiempo parece un acto de payaso.

¿Puede un payaso salvar el mundo?

Dije una vez que los payasos y los circos pueden salvar el mundo. Y salió en las primeras páginas de los periódicos. Ahora, siendo mayor, no lo sé. Creo que el mundo no se puede salvar. El mundo es más fuerte que las personas. Diría que se le puede curar un poco para hacerlo todo más llevadero y también para enseñar que puede ser hermoso. Lo de salvar no lo sé.

¿Dónde se encuentran el payaso de circo clásico y el payaso de circo contemporáneo? 

En todas partes. Si estás rodeado del mundo circense, entonces, con este material creas tu arte. Y si eres un payaso que actúa en la calle, tienes otras cosas con las que trabajar. Si hubiera nacido en África, hubiera sido otro tipo de payaso ya que hubiera visto distintas imágenes y tradiciones. El circo es una especie de tradición y los payasos contemporáneos se inspiran en otros ambientes, pero al fin y al cabo, todos queremos las mismas cosas.

¿Hacen reír del mismo modo payasos que vienen de diferentes tradiciones?

No, de la misma manera no. Creo que cada payaso tiene una forma diferente de hacer reír. Hay payasos brutales y tímidos, otros de humor más rápido o muy lento. Tal vez, en el circo tradicional del pasado había muchos payasos muy parecidos que hacían una especie de rutina, pero era una rutina bien hecha.  […] Tal vez los payasos contemporáneos de hoy tengan más estudios. Pero una de las cosas más importantes sobre el escenario sigue siendo el poder de ser uno mismo. Si eres bastante libre actuando, tienes oportunidad de descubrir más. Crecí en la época en la que algunas cosas no estaban permitidas decir en público.

¿Qué significa el amor para un payaso? 

Creo que el amor significa para el payaso lo mismo que para todo el mundo. El payaso es como un niño, sus emociones son más intensas. Todos hemos sufrido por amor, con el tiempo aprendemos a aceptar cosas y a congelar algunas emociones. Hoy en día todos sabemos distraernos con las redes sociales para olvidar lo que realmente sentimos, pero el payaso no puede, es más directo. Creo que la gente que intenta ser payaso es muy sensible en el amor, pero a la vez extrema. 

Todos queremos lo mismo: buscamos el amor. Tenemos una especie de sistema de autodefensa que podemos activar manipulando a los demás. El payaso hace lo mismo porque su arte depende de su capacidad de manipulación del público y de su habilidad de dirigirlo hacia donde él quiera. El ser humano es complejo y yo como payaso también lo soy.

IDEAS · CIRCOTECA

Descubre más en

Zirkólika

La cultura circense para los zirkólikos culturales.
Las artes circenses en su máxima expresión: impreso y online, para leer, ver, escuchar, experimentar y comprar.
^
[fts_instagram instagram_id=17841400306491738 access_token=IGQVJYeXIyVnpvM0o2T2RZAaUNRbEhVUUpJcnB5UFJfSUFmb2p0c3ZAFXzZASZATVmcWZA5QWo0Y2hNOTh0NXhnM2YyWDR0MEpaTHRUTDd6N3BUQkNoUkxkUFktUkp6bVA2X0gyUDA5NWRB pics_count=6 type=basic width=100% super_gallery=yes columns=6 force_columns=no space_between_photos=0 icon_size=65px hide_date_likes_comments=yes]